Sobrepeso y Articulaciones

Cómo evitar el dolor y el desgaste

Ya conocemos bien la conexión que hay entre el sobrepeso y su impacto sobre la salud, ha sido ampliamente estudiado y hay mucha evidencia científica sobre ello, afecta negativamente a muchas funciones de nuestro cuerpo.

Algunas de ellas son las afecciones de las articulaciones de miembros inferiores. A más peso cargamos a las piernas que sostienen la parte superior, más trabajo y desgaste para nuestro cuerpo. 

Desde luego la relación de los kilos demás con el desgaste de las piernas y la discapacidad física es un motivo más para hablar de la importancia del control del peso.

¿Qué es la osteoartritis?

La osteoartritis es el resultado de un proceso que provoca una alteración del equilibrio entre los mecanismos de destrucción y reparación de los tejidos de una articulación, lo cual genera un desgaste progresivo. Varios factores de riesgo están en el origen de esta afección: genéticos, sexo, edad, raza, peso corporal, control motor, lesiones previas, actividad física general. 

El síntoma por excelencia es el dolor “mecánico” progresivo, es decir, un dolor asociado al movimiento o a la carga física, que afecta cada vez más la función articular. Es frecuente en personas mayores de 65 años y es una de las causas de discapacidad en el mundo.

La buena noticia es que la obesidad es un factor de riesgo modificable para el caso de la osteoartritis en miembros inferiores (como sospecharás, la articulación más comprometida es la rodilla). Esto quiere decir que, si nos ponemos las pilas atendiendo a nuestro metabolismo, alimentación y ejercicio, lo podemos controlar. 

 ¿Cómo sé si tengo exceso de peso?

El indicador más utilizado y simple para definirlo es el Índice de Masa Corporal (IMC), se obtiene dividiendo el peso de la persona en kilos entre el cuadrado de su talla en metros [IMC = peso (kg) / talla2 (m)]. Si el valor es mayor a 25 la persona presenta exceso de peso, si es mayor o igual a 30 se trata de obesidad.

El exceso de tejido adiposo es un problema de salud creciente a nivel mundial. A medida que envejecemos y el problema se incrementa, se combina con la disminución de los niveles de actividad física y pérdida de masa muscular, lo cual representa el caldo perfecto para el desarrollo de una patología articular degenerativa.

El dolor como mensaje de alarma

Nuestro cuerpo es sabio, es una bio-máquina inteligente que cuenta con su propio sistema de compensaciones para lograr su objetivo: mantenernos vivos. Cuando algo anda a mal, utiliza el dolor como mensaje de alarma. Nos toca a nosotros hacer algo para recuperar el ansiado bienestar.

Inflamación, dolor, disminución del tono muscular, mayor inestabilidad articular, aumento de peso, y más dolor. El círculo vicioso que persistirá hasta que hagamos algo por remediarlo.

Si bien existen tratamientos y paleativos, ninguna alternativa debería sustituir el acondicionamiento físico a partir del control de peso, desarrollo de la fuerza muscular y equilibrio; esta es la clave para prevenir la patología articular y debe formar parte de cualquier tratamiento.

Ok, me hago cargo ¿por dónde empiezo?

La ayuda profesional, sin duda, es recomendable en pacientes con exceso de peso. En la primera etapa, será fundamental el asesoramiento del nutricionista. También es una excelente idea combinar el plan con acompañamiento psicológico. 

Algo interesante que podemos añadir al plan de alimentación, es el consumo de suplementos que nos ayuden a reparar tejidos dañados y re-armar los músculos como el colágeno hidrolizado

Una vez que conseguimos empezar a bajar kilos, la actividad física empezará a tomar protagonismo. De a poco y con ejercicios aeróbicos suaves sin impacto y aumentando la intensidad después.

Otro profesional que nos puede ayudar durante el tratamiento es el médico fisiatra, o un buen fisioterapeuta, para educar, controlar la adaptación, y monitorear los cambios del plan personalizado de actividad física progresiva.

Que NO debemos hacer

Las actividades con estímulos de alto impacto e inestabilidad, como los saltos, las aceleraciones con cambio de dirección o el levantamiento de mucho peso, son las más agresivas para las articulaciones, exponiéndonos a posibles lesiones. Si venimos de un estado de sobrepeso, pérdida de masa muscular y fuerza, o déficit de equilibrio por pasar demasiado tiempo sentados; debemos empezar paso a paso y con ejercicios suaves. Romper progresivamente con esas limitaciones no es fácil, pero la ayuda del fisioterapeuta y/o el monitor de educación física aumentará considerablemente las posibilidades de éxito del programa.

¿Cuál es el ejercicio adecuado para mí?

Todos los de bajo impacto o impacto nulo. El aquagym, pilates, la bicicleta o la elíptica son opciones muy recomendadas para aprovechar los beneficios del movimiento, minimizando los riesgos. Además, son divertidas y sentirás que estás flotando. A partir de dominar este punto abordaremos la estimulación del control motor necesario para actividades como caminar, alcanzar el bus, o subir y bajar escaleras. 

Desde luego debemos valorar el trabajo del equipo de rehabilitación en muchos de estos casos, pues marcará la diferencia hacia el futuro de la función motora.

Conclusión

La vida es un regalo que se nos ofrece para ser disfrutado junto a nuestros seres queridos. Para ello contamos con un cuerpo capaz de realizar incontables funciones, algunas conscientes y otras inconscientes que se autogestionan mientras nosotros simplemente vamos viviendo la vida. Si la salud se ve interrumpida por el dolor, ya no estaremos disfrutando de nada. Con el tiempo empezamos a engrosar la lista de las cosas que no podemos hacer y, naturalmente, esto acabará afectando nuestro ánimo. 

Hemos de aprender a cultivar esa “tensión de vida”, haciendo lo necesario por ayudar a nuestro cuerpo a mantenerse fuerte y saludable. Este objetivo bien gestionado puede llevarnos muy lejos, facilitándonos una vida larga y plena. Te animamos a que vayas a por ello con la mejor de las energías. 

Gracias por leer hasta aquí. Si te gustó este artículo comenta y comparte. 

5 infusiones que promueven la producción de colágeno

Descubre los tés en casa que te ayudan a reparar tu organismo

Como ya hemos comentado en otros artículos, hay una sustancia fundamental para que nuestro cuerpo mantenga siempre el buen estado de salud, para que nuestras articulaciones, músculos, huesos y piel siempre estén en óptimas condiciones. Esta sustancia es el colágeno y la buena noticia es que hay plantas que nos ayudan a cuidar la producción del colágeno propio de nuestro cuerpo, y que podemos hacer en infusión. 

Como sabrás, el colágeno es una proteína exclusiva del cuerpo de los animales (y por ende del cuerpo humano) así que podemos encontrarlo como fuente en alimentos de origen animal y en forma de suplemento. 

Las fuentes de colágeno son:

  1. colágeno de pescado
  2. colágeno de bovino
  3. colágeno porcino
  4. colágeno de pollo

Beneficios de incorporar más colágeno a tu vida

Si incluimos de manera consciente el colágeno en nuestro día a día, dentro de nuestra dieta y rutinas de salud, nuestro cuerpo nos lo va a agradecer.  

La proteína de colágeno contiene vitamina C, ácido hialurónico, mejora las articulaciones debido a su importante efecto antiinflamatorio, nos ayuda a fortalecer nuestro esqueleto y a prevenir problemas de huesos, entre muchos otros beneficios para nuestro cuerpo. Además, consumiendo colágeno nuestra piel también estará más flexible y radiante, suavizando y previniendo la aparición de arrugas. 

A continuación, vamos a contarte cuáles son los tés de plantas que favorecen la producción de tu colágeno endógeno, para que puedas reforzar el que produce tu propio cuerpo y mantenerlo en el tiempo. 

¿Qué plantas nos ayudan a conservar nuestro colágeno?

ALOE VERA

La primera de todas, la que nos puede apoyar más en la producción de colágeno que ninguna es el Aloe Vera.

El Aloe Vera se sabe que tiene innumerables beneficios para la salud, el más conocido es para las quemaduras. El gel que contienen sus hojas se puede recoger con una cucharita y aplicar directamente en la zona dañada, con efectos casi inmediatos. 

¿Cómo preparar una infusión de Aloe Vera?

Abrimos una de las ramas de la planta con un cuchillo y esta vez ponemos la cucharita rellena de su gel directamente en agua caliente y lo vamos moviendo hasta que se diluya. Puedes añadir unas gotas de jugo de limón y algo de Stevia o miel para endulzar si te apetece.  

Si no cuentas con una planta de Aloe Vera en casa, simplemente acércate a tu herbolario de confianza y allí lo podrás encontrar en forma de saquitos, los hay también combinados con té blanco que es delicioso. Y eso nos lleva a nuestra siguiente infusión: el té blanco.

TÉ BLANCO 

El Té Blanco se obtiene de los tallos y las hojitas más tiernas de la planta del té, conocida científicamente como Camellia Sinensis. Este té podría ayudar a evitar el rompimiento de las cadenas de aminoácidos del colágeno y la elastina. Además, contiene gran cantidad de antioxidantes, conocido por ello como el té de la juventud y la belleza. 

TÉ VERDE 

El té verde es la hoja de la misma planta: Camellia Sinensis, antes de que sus hojas estén totalmente desarrolladas y antes de cualquier proceso de fermentación o tostado (que sería el té negro). En China se sabe desde hace miles de años que el té verde tiene increíbles beneficios para la salud. Debido a su altísimo contenido en antioxidantes, el té verde nos ayuda a reparar el colágeno dañado de nuestra piel y a regenerarlo para que podamos obtener el máximo de sus beneficios. 

COLA DE CABALLO 

Otra de las plantas de las que no nos podemos olvidar tratándose de colágeno es la Cola de Caballo. Esta planta contiene silício. El silício es uno de los materiales que contribuyen  a la fabricación del tejido conectivo y es, además, uno de los ingredientes principales del colágeno. Por lo tanto, a más Cola de Caballo, más colágeno podríamos sintetizar. 

CALÉNDULA

La Caléndula  también tiene la propiedad de estimular la producción de nuestro propio colágeno. Por ese mismo motivo muchos de los productos que se aplican sobre la piel contienen extracto de esta planta. La Caléndula ha sido ocupada como tratamiento tópico para calmar y cicatrizar heridas. El extracto de caléndula ayuda a la reparación cutánea del colágeno, mejorando la función barrera de la piel.  

Conclusión

Mira todo lo que podemos hacer para ayudar a nuestro cuerpo a mantener y producir más colágeno, incorporando a nuestras rutinas pequeños gestos tan sencillos y agradables como tomarnos una taza de una buena infusión natural. 

Recuerda también que puedes apoyar estas prácticas con los mejores suplementos, cuya combinación puede llegar a ser una auténtica bomba de salud y juventud. 

¿Conocías las propiedades de estas plantas? Gracias por leer hasta aquí. Si te gustó el artículo comenta y comparte. 

 

Envejecer con estilo

Cómo llegar a los años dorados con energía y salud para disfrutarlos 

No todas las culturas honran y respetan la etapa de la vejez. Por desconocimiento, rechazo o miedo, hay quienes tienden a no querer pensar en las últimas etapas de la vida que, si somos afortunados, es algo que nos llegará a todos. 

La cuestión no es tanto la cantidad de velitas que soplamos en el pastel, sino la calidad de vida y salud con las que seamos capaces de llegar. Una vida digna de disfrutarse no es tal si no tenemos salud. 

Por supuesto, hay un componente genético, pero ya te imaginarás que gran parte de este logro empieza mucho antes de llegar a esos años con la prevención

En general, mimar a tu cuerpo con una buena alimentación, ejercicio moderado, cantidades suficientes de agua y una mentalidad positiva sostenida durante los años mozos nos harán llegar a la vejez en excelentes condiciones. 

Tenemos que cuidar igualmente nuestro aparato emocional, generando relaciones sanas y vínculos fuertes con nuestros seres queridos. Así como un contacto lo más frecuente posible con la naturaleza. 

Cuida también tu mente, adopta el hábito de meditar, el yoga o cualquier actividad manual o artística que ponga tu mente en modo concentrado y presente. 

Finalmente, otra cosa que nos va a sumar mucho es entrenar nuestro sentido del humor como si de un músculo más se tratara. 

¿Qué más podemos hacer?

Como sabemos, la alimentación es una gran parte de la salud y la prevención para que no tengamos déficits de vitaminas o minerales que, con los años, pueden acusar dolores o problemas diversos por carencias sostenidas. Desgraciadamente los alimentos producidos a nivel industrial, distan de los productos llenos de enzimas y nutrientes frescos que consumían nuestros abuelos. 

Lo ideal es complementar las comidas lo más sanas posibles, con algunos suplementos de origen natural que nos brinden un buen apoyo y nos suplan de posibles déficits. 

Por ejemplo, muchos tienen una baja ingesta de proteínas en la dieta, sin embargo, su requerimiento de proteínas puede ser mayor que la cantidad diaria recomendada. Los suplementos proteicos de alta calidad contribuyen con el desarrollo y mantención de la masa muscular y ósea. 

El colágeno como complemento proteico

La Organización Mundial de la Salud presenta las enfermedades reumáticas como el tercer problema de salud más importante en los países desarrollados. De acuerdo con el organismo, existen unas 300 diferentes enfermedades reumáticas, entre las que destacan la artritis, artritis reumatoide, artrosis y osteoartritis. De todas ellas, la artrosis es la más común, afectando en los países industrializados al 80 % de la población mayor de 65 años.

Los estudios científicos indican que tomar 10 gramos diarios de colágeno hidrolizado ayuda a reducir el dolor articular de desgaste, la pérdida de masa ósea y el envejecimiento dérmico.

Antecedentes del uso del Colágeno Hidrolizado 

El colágeno es la proteína más abundante de nuestro organismo y uno de sus componentes esenciales para articulaciones, cartílago, ligamento, tendones, huesos, piel, etc.

Con los años el colágeno del organismo se va perdiendo y degradando. Cuando este colágeno se degrada, origina diversas e importantes alteraciones en el organismo: desgaste del cartílago articular (artrosis), pérdida de densidad ósea (osteoporosis), aparición de flacidez y arrugas dérmicas. La degradación del colágeno tisular normalmente está asociado a la edad, especialmente notable en la tercera edad. 

Vía oral contribuye eficazmente a la nutrición y generación de los tejidos colaginosos, ayudando a reducir, prevenir y ralentizar su deterioro o las consecuencias de este. Los estudios científicos indican que tomar 10 gramos diarios de colágeno hidrolizado ayuda a reducir el dolor articular de desgaste, la pérdida de masa ósea y el envejecimiento dérmico.

La naturaleza y sus etapas

  • A partir de los 25-30 años, las células humanas empiezan a ver reducida gradualmente su capacidad de sintetizar colágeno, de manera que anualmente perdemos un 1,5% de colágeno tisular.
  • A los 45-50 años, los efectos de la pérdida de colágeno tisular ya son visibles: molestias y dolor articular (artrosis), pérdida de masa ósea (osteoporosis), arrugas y envejecimiento dérmico, entre otros.

La ciencia al rescate

Hasta la fecha se han realizado más de 60 estudios científicos sobre la efectividad del Colágeno Hidrolizado a la hora de reducir las consecuencias del deterioro y pérdida de colágeno tisular como son el dolor y el desgaste articular (artrosis), la pérdida de masa ósea (osteoporosis) y el envejecimiento dérmico. 

Debido a su funcionalidad de salud, los grupos de población para los que el colágeno hidrolizado está especialmente indicado son los que tienen mayor riesgo de deterioro de los tejidos colaginosos, bien sea debido a la edad (en general, a partir de los 40 años), al sobreuso o a otras circunstancias (sobrepeso, menopausia, traumatismos, quemaduras, intervenciones quirúrgicas, implantes dérmicos o dentales, tratamientos oncológicos agresivos…).

Conclusión

Como hemos visto, hay un buen número de iniciativas que podemos abordar durante las diferentes etapas de la vida, para llegar a los años de jubilación en las mejores condiciones. Con un cuerpo sano y una mente despierta podemos disfrutar de la vida junto a nuestros seres queridos. Imagínate no tener que privarnos de excursiones, reuniones, bailes, viajes, paseos y un sinfín de actividades que nos mantendrán sanos y felices. 

Gracias por leer hasta aquí. Si te gustó el artículo comenta y comparte.

Deporte, alimentación y… ¿suplementos?

Efectos del consumo de colágeno en el deporte  

Como bien sabemos, hay una serie de elementos que nos conviene incluir en nuestras rutinas para tener calidad de vida, ellos podrían ser:

  • la dieta equilibrada
  • algo de ejercicio 
  • una buena hidratación
  • dosis diaria de sol matutino
  • un poco de meditación

Hoy vamos a enfocarnos en los dos primeros, que son los que suelen generar más dudas. En este artículo te vamos a contar sobre qué más puedes hacer para ayudarte a conseguir esa mejor versión de tu cuerpo para disfrutar de la vida. 

Una cuestión de equilibrio

Nuestro cuerpo está diseñado para la homeostasis, esto es, volver siempre a un equilibrio. Desde la intrincada red muscular que tira de nosotros cuando tenemos vicios posturales, por ejemplo, hasta el PH de nuestro sistema digestivo, que ha de tener la acidez o alcalinidad idóneas en diferentes partes del tracto. El cuerpo ya tiene un montón de mecanismos súper inteligentes que trabajan para mantenernos equilibrados, el éxito en ese objetivo de equilibrio sería lo que llamamos: buena salud. 

Pero nosotros, como seres conscientes y con poder de decisión, podemos elegir ayudarlo. “Hacérselo fácil” para que el cuerpo no haga un esfuerzo energético mayor para devolvernos a ese equilibrio, solo porque estamos demasiadas horas en el sofá viendo series acompañados de comida chatarra. Nadie dice que no te mereces un descanso, pero ojo con las facturas que se pagan a 20 o 30 años.

Dentro de la palabra “motivación” está la palabra “movimiento”

¿Ya te motivaste y decidiste moverte más?, ¿por dónde empezar? Pues por un plan de dieta sana porque el combustible de un cuerpo todoterreno es una alimentación de calidad. Prestando especial atención a proteínas de alto valor biológico (carnes magras, huevo, avena, pescados azules, frutos secos y ese tipo de cosas) y bajando a mínimos los carbohidratos refinados y azúcares. Recuerda acompañar todo con bastantes verduras de todos los colores, algo de fruta + 8 vasos grandes de agua, (si sudas porque es verano o sales a correr, pues más).

Con eso ya deberías tener suficiente para pasar al siguiente objetivo: el deporte. Pero si dudas de que tu alimentación, por mucho que te esfuerces en una dieta estricta, no llega a aportar toda la energía y nutrientes que buscas, puedes considerar suplementar. Y eso nos lleva al siguiente tema.

Una ayudita extra podría ser una excelente idea

Con el ritmo que llevamos en nuestra vida en las ciudades con el ruido, las prisas, el estrés, el smog y los cambios de la dieta moderna se ha disminuido la posibilidad de que obtengamos todos los nutrientes de alta calidad que nuestro cuerpo requiere. Es muy probable que no estemos llegando a los requerimientos mínimos recomendados en varios ítems de vitaminas, proteínas y minerales esenciales para estar de diez. Quizás sea buena idea plantearse suplementar.

Hoy en día hay en el mercado multitud de opciones de suplementos naturales que nos ayudan a suplir ciertas carencias nutricionales que podamos tener. En el caso de los deportistas están los famosos batidos para ganar músculo, por ejemplo, no hay que tener recelo, los hay biológicos y veganos, como la proteína aislada de guisante, la de arroz integral, soja o incluso hemp. Todas han demostrado ser tan efectivas como sus parientes provenientes de la leche o la proteína animal. 

Y qué hay de los suplementos de colágeno

Otros suplementos altamente recomendables son los hechos a base de colágeno. Los hay puros y los que vienen con vitaminas y minerales. Todo pensado para que tengas mucha más energía. 

Ten en cuenta que el colágeno constituye el 38% de la proteína del cuerpo humano y forma parte del tejido conjuntivo. Protege músculos, órganos vitales, huesos, cartílagos, ligamentos, tendones, piel, vasos sanguíneos, cuero cabelludo y un largo etcétera. Está por todas partes en el cuerpo, prácticamente estamos hechos de proteínas y colágeno.

Con lo cual, es un elemento fundamental que nos aporta resistencia, flexibilidad y fuerza.

Con el paso del tiempo, nuestra capacidad para producir colágeno de forma natural se reduce, se calcula que con treinta años se genera la mitad que en la adolescencia. Es una fantástica idea incorporarlo en forma de suplemento porque además esto tiene el beneficio extra de que estimula a nuestro organismo a producir más del suyo propio.

Colágeno si eres deportista, desde luego que sí

Para deportistas con una intensa carga física el consumo de colágeno tiene un montón de beneficios. Ayuda a proteger y regenerar los tejidos, cuyo componente esencial es el colágeno, como los de las articulaciones, huesos y piel. 

Tomar 10 gr de colágeno hidrolizado al día podría ayudar a prevenir lesiones y reducir el dolor articular. 

8 beneficios del consumo del colágeno en el deporte 

  1. Influye de manera determinante en la reducción de las molestias articulares
  2. Ayuda a nutrir las articulaciones
  3. Protege la masa ósea manteniendo la densidad de nuestros huesos
  4. Le da firmeza y consistencia a nuestro cuerpo
  5. Facilita una mejor cicatrización y reparación de los tejidos dañados
  6. Da resistencia y fortaleza a las articulaciones, tendones y ligamentos
  7. Es primordial a la hora de transmitir fuerza a los músculos. 
  8. Favorece la recuperación del cuerpo después del ejercicio

Un sobre al día de Hidrolágeno te aportará los 10 gr de colágeno hidrolizado que tu cuerpo necesita para nutrir tus articulaciones, tiene un rico sabor a naranja y no contiene azúcar ni gluten.

¿Necesitas más datos? Mira lo que arrojan los estudios más recientes 

Las personas suplementadas con 10 gramos de Colágeno hidrolizado mostraron:

Reducción del dolor

Se comprobó un efecto beneficioso sobre el dolor y la movilidad articular en personas de edad superior a 65 años 

En deportistas demostró mejora de la salud articular, disminuyendo el dolor y reduciendo el riesgo de deterioro articular.

La suplementación de calcitonina (depósito de calcio en los huesos) en adición al consumo de colágeno disminuye la destrucción ósea y previene la osteoporosis.

Conclusión

Así que nuestra recomendación para que logres una vida todoterreno es: mantente siempre en movimiento, fortalece tu vida. Sí a los suplementos naturales para complementar una dieta sana y tu plan de ejercicios. 

Y este fue nuestro aporte a este tema tan interesante. ¿A ti qué te parece? Si te gustó el artículo, comenta y comparte. 

3 razones para poner colágeno en tu vida

Qué es el colágeno hidrolizado y por qué incorporarlo a tus rutinas

El colágeno es una de las proteínas más abundantemente presentes en tu organismo, es el componente principal de los tejidos conectivos que conforman varias partes de tu cuerpo, como los tendones, los ligamentos, la piel y los músculos.

El colágeno juega un papel importante en muchas funciones, como proporcionar estructura a la piel y fortalecer los huesos. Pero hay muchísimas más.

Los suplementos de colágeno tienen más protagonismo últimamente -sobre todo desde que algunas celebridades lo han mencionado como su secreto de juventud-.

La mayoría están hidrolizados, lo que significa que el colágeno (que es una proteína muy grande de difícil absorción en su estado natural) ha pasado por un proceso de Hidrólisis que permite segmentarlo en péptidos, haciendo que estos sean más fáciles de absorber para nuestro cuerpo.

Entre los efectos de los suplementos de colágeno está la interesante capacidad de estimular a tu cuerpo a producir más de su propio colágeno.

Cómo impacta en tu cuerpo la disminución del colágeno

A partir de los 25 años nuestro organismo empieza a perder el 1% de colágeno al año. Cuando la producción de esta proteína empieza a mermar, puede impactar en tu calidad de vida.

Por ejemplo, en la reducción de la movilidad. Luego de un ajetreado día, las deficiencias de colágeno en tu cuerpo pueden producirte molestias en brazos y muñecas, porque el cartílago no puede evitar la fricción entre los huesos causando, pues, dolor. Además, puede traer falta de elasticidad, arrugas, flacidez, desgaste de músculos y cartílagos. 

En este artículo veremos 3 beneficios básicos del colágeno que seguro te van a convencer de tomarlo (si es que no lo haces ya).

Los 3 más importantes beneficios del colágeno

1- Fortalece tu piel

Como casi todo en tu cuerpo, tu piel está hecha en un gran porcentaje de colágeno. 

Esta proteína es básica en el fortalecimiento de la piel, propiciando la elasticidad y la hidratación. Como vimos, a medida que cumples años, tu cuerpo produce menos colágeno, dando lugar a una piel más reseca.

Sin embargo, varios estudios han demostrado que los suplementos que contienen colágeno pueden ayudar a retrasar el envejecimiento gracias a un aumento significativo en la elasticidad de la piel, reduciendo así las arrugas y la resequedad.

En definitiva, consumir colágeno puede ayudarte a lucir más radiante. 

2- Adiós al dolor de las articulaciones

El colágeno ayuda a mantener la integridad del cartílago, que es ese tejido como unas almohadillas que hay entre tus articulaciones.

A medida que la cantidad de colágeno en tu cuerpo baja, aumenta el riesgo de desarrollar trastornos articulares, dolor y hasta la desgraciadamente conocida osteoartritis.

Aquellos que lo toman saben que consiguen una reducción significativa en el dolor articular y que pueden desenvolverse mejor al hacer su deporte favorito.

Estudios indican que consumir suplementos en base a colágeno hidrolizado podrían ayudar a dar soporte y estructura a los cartílagos, estimulando a tus tejidos a producir su propio colágeno. Es una excelente noticia. 

Redondeando: el colágeno ayuda a que tengas menos inflamación, a que tus articulaciones tengan mejor soporte y a deshacerte del dolor.

3- Una interesante ayuda para tus huesos

Lo adivinaste: tus huesos también están hechos principalmente de colágeno, les da estructura y los mantiene fuertes.

Como decíamos, a medida que el colágeno se va deteriorando, tu parte ósea también se puede ver comprometida. Esto puede conducir a enfermedades como la osteoporosis, con el consecuente riesgo de fracturas.

En resumen: consumir suplementos de colágeno puede asistirte ante el riesgo de osteoporosis. Definitivamente es para valorarlo. 

Ok, digamos que te convencimos. Dónde obtener fuentes de colágeno

Pues de los alimentos, por ejemplo. Puedes encontrar esta fantástica proteína en comidas conocidas como la piel de pollo, cerdo, carne de vaca y pescado, todas ellas fantásticas fuentes de colágeno.

Los alimentos que contienen gelatina, como el caldo de huesos, también aportan colágeno. 

Eso sí, ten en cuenta que si bien los alimentos indicados arriba aportan colágeno, es mínimo lo que se logra absorber, no así con los suplementos de colágeno hidrolizado que aporta los 10 gr que indican los estudios para que haga su efecto en todo el cuerpo.

Como ves, varios alimentos contienen colágeno, como los alimentos de origen animal y el caldo de huesos. Sin embargo, no se absorbe tan bien como el colágeno hidrolizado. Quédate con este dato.

Si bien varios alimentos contienen colágeno los suplementos suelen ser seguros, bastante fáciles de usar y definitivamente vale la pena aprovechar sus bondades. Si todavía dudabas de incorporar el colágeno a tus rutinas de cuidado personal, esperamos que con este artículo te animes a probarlo.

Gracias por leer hasta aquí. Si te gustó comenta y comparte. 

La importancia de las proteínas en la alimentación

¿Qué son las PROTEÍNAS?

Las proteínas son nutrientes de base de altísima importancia para la salud, están encargadas de fabricar células, anticuerpos, tejidos, hormonas, enzimas y neurotransmisores, entre otros.
Son fundamentales en la alimentación, ya que si no consumimos lo suficiente nuestra salud puede verse afectada de muchas formas:

  • riesgos de anemia
  • pérdida de masa muscular
  • piel seca y uñas quebradizas
  • bajas defensas
  • osteoporosis

    ¿Dónde encontrar fuentes de proteínas?

Se encuentran en alimentos de origen vegetal (legumbres, cereales, frutos secos, etc.) siendo estas últimas de un menor nivel biológico que las proteínas de origen animal (carne, huevo, lácteos, pescado, etc).

Las de origen animal tienen una composición de aminoácidos más completa, por lo que tienen un mayor valor biológico respecto a las proteínas de origen vegetal.

Imagínate a las cadenas de aminoácidos como un collar de cuentas. Lo que el cuerpo necesita es esa cadena completa para aprovechar al máximo las funciones de la proteína. En el caso de las animales, ese collar se encuentra completo con todas sus cuentas. Sin embargo, cuando hablamos de proteínas de origen vegetal, esa cadena de aminoácidos es como un collar al que le faltan algunas cuentas.

Pero que no desesperen los veganos (los vegetarianos consumen huevos y lácteos así que ellos estarían cubiertos). Hay una manera de completar esa cadena, aprendiendo a combinar dos alimentos o más que, unidos, lleguen a formar ese collar de aminoácidos con todas sus cuentitas. Por ejemplo, cuando juntamos legumbres con arroz. Además no tiene que ser en una misma comida, ya que los ciclos de combinaciones duran hasta doce horas.

Para los que no tienen tiempo o son fans de simplificar, también podemos encontrarlas en forma de polvo como un suplemento, para quedarnos tranquilos de que completamos nuestra dieta de una forma segura y práctica.

Prueba este delicioso batido de proteínas + HIDROLÁGENO

Ingredientes
1 taza de hielo
1 taza de leche vegetal o cualquier tipo de lácteo descremado.
2 cucharadas de mantequilla de maní
1 cucharada de miel u otro endulzante
1/2 taza de avena
1 plátano
1 sobre de Hidrolágeno

Licúa todo y listo. Recuerda que puedes ir variando los componentes y animarte a jugar con las combinaciones que más te gusten. ¡Experimenta y disfruta!

El antes y el después del entrenamiento

Cuidados musculares y articulares

La mayoría de las veces cuando practicamos algún deporte, no tenemos en cuenta la importancia de la preparación de nuestros músculos y articulaciones, pero ¡es esencial! Ya que la tensión a la que sometemos nuestro cuerpo en cada entrenamiento puede resultar en serias lesiones.

Pre entrenamiento

Se realiza antes de comenzar a entrenar y debemos enfocarnos en el grupo muscular que se va a trabajar ese día. Comienza con movimientos que involucren el cuerpo completo de forma suave y fluida, para incentivar la circulación y la oxigenación, luego comienza a focalizarte en el grupo muscular a trabajar, realiza los mismos ejercicios que vas a hacer, pero con una carga menor en peso, un 50%, así nuestra sangre se encargará de lubricar todas nuestras articulaciones mejorando la vascularización.

Post entrenamiento

Para terminar con el entrenamiento, agrega a tu rutina un momento para estirar las zonas o grupos musculares que se trabajaron, la idea es quitar tensión, así se permitirá una mayor oxigenación, disminuyendo el riesgo de contraer lesiones y molestias musculares posteriores.

Atención a la receta

Recupérate con este batido post entrenamiento + Hidrolágeno
El momento posterior al entrenamiento es cuando el cuerpo está más preparado para recibir nutrientes. Aquí te dejamos un batido alto en energía, vitaminas y minerales, pruébalo:

Ingredientes
2 plátanos
1 yogur
100 ml de leche vegetal o cualquier tipo de lácteo descremado.
½ cucharada sopera de café
1 sobre de Hidrolágeno

Mezcla todo en la juguera o licuadora y disfruta. Ponte creativo y aprovecha para jugar con diferentes combinaciones de ingredientes. Atrévete a cambiar la fórmula y reemplaza algunos elementos por otros que te gusten, todo vale siempre que te acuerdes de incluir el sobre de Hidrolágeno. Deja volar tu imaginación y cuéntanos en las RRSS.

 

El ABC del Colágeno

Salud articular: mecanismo de acción

El colágeno es el principal componente proteico de los tejidos conectivos y comprende aproximadamente el 30% de la proteína corporal total. Está compuesto principalmente de péptidos, y estos a su vez por aminoácidos.
Existen alrededor de 30 tipos diferentes de colágeno, los más abundantes son el I, II y III, representando el 90% del total de colágeno.

En la vida cotidiana factores como: el sobrepeso, la menopausia, deportes de impacto, generan estrés sobre las articulaciones de nuestro cuerpo, todo esto acompañado de una dieta poco balanceada, puede generar alteraciones en estas, disminuyendo la flexibilidad y movilidad.

¿Por qué Colágeno HIDROLIZADO?

El colágeno es una molécula larga y compleja de difícil digestión. Cuando la ingerimos en su estado nativo, absorbemos de forma efectiva menos del 1%.
Para mejorar la absorción, la molécula se somete a un proceso químico llamado Hidrolisis, en el cual las hebras de colágeno se logran separar y fraccionar en pequeñas partes. De esta forma obtenemos, péptidos, aminoácidos y proteínas, los cuales irán a nutrir nuestras articulaciones.
Con este proceso se logra aumentar la absorción hasta llegar al 95%.
La ingesta de 10 gramos de colágeno hidrolizado al día promueve la biosíntesis del colágeno endógeno, el cual ayuda a prevenir el desgaste de articulaciones y ligamentos, además de ayudar a regenerar el tejido conectivo y articular.

Además de ser un ingrediente con elevada biodisponibilidad, posee un alto contenido proteico (90%), no contiene azúcares ni grasas. Además, está certificado por FDA como sustancia GRAS, es decir es un componente de uso seguro.

¿Cómo actúa el colágeno hidrolizado?

El colágeno al estar hidrolizado se transforma en una mezcla de péptidos, aminoácidos y proteínas, especialmente enfocados en nutrir las células de las articulaciones.
Estas moléculas al llegar al estómago son digeridas de forma rápida por nuestro sistema digestivo, y en el caso de moléculas más pequeñas como aminoácidos, son directamente absorbidas por las paredes estomacales.
Una vez absorbidas, son llevadas por el torrente sanguíneo a las diferentes células encargadas de sintetizar colágeno en el cuerpo.
Esta mezcla de nutrientes tiene una composición ideal para estimular la síntesis de colágeno en las células del organismo. Es decir, es el alimento perfecto para que nuestro cuerpo pueda producir nuevas hebras de colágeno.

Efectos del colágeno

Dentro de todos los estudios que se han realizado sobre el colágeno hidrolizado, se han encontrado diferentes beneficios:
 La administración de 10gr de colágeno hidrolizado demostró efectos sobre la reducción molestias articulares y el consumo de analgésicos.
 Mejora la movilidad articular en personas de edad superior a 65 años.
 Mejora de la salud articular en deportistas
 Disminución de la degradación articular
 Mejora en el aspecto de la piel

Colágeno y Artrosis

La OMS presenta las enfermedades reumáticas como el tercer problema de salud más importante en los países desarrollados, ya que afecta al 80% de la población mayor de 65 años en países industrializados.
La artrosis es provocada por el desgaste del cartílago articular, que actúa como “amortiguador”. Su desgaste provoca roce entre sus extremos, generando dolor, inmovilidad, hinchazón y, en un grado mayor de avance, deformidad articular.
Los factores de riesgos más comunes son : edad, obesidad, actividad deportiva, menopausia, antecedentes familiares.

Hidolágeno es un suplemento alimentario a base de colágeno hidrolizado de origen bovino. Cada estuche contiene 30 sobres sabor frutal.
Se debe consumir sólo 1 sobre al día, ya que cada uno contiene la dosis diaria recomendada y necesaria para nutrir las articulaciones.
Se recomienda su uso en personas adultas que quieran mejorar su calidad de vida y mantener un estilo de vida activo, así como también mejorar y prevenir problemas como la falta de movilidad y flexibilidad articular.

Por otro lado, también contribuye a mejorar la estructura del cabello y uñas, además de brindar tonicidad a piel y músculos.
También es recomendable para quienes desean mantener la salud de sus articulaciones, prevenir lesiones, mejorar la recuperación muscular después de la práctica deportiva.

Siempre es recomendable el mantener el peso corporal en un rango saludable, ya que una parte importante de las dolencias articulares tiene su origen en el sobrepeso o en la sobre exigencia articular al comenzar a practicar algún deporte que cause impacto.

A diferencia de otros productos, Hidrolágeno viene en formato polvo (sachet) para facilitar el consumo y asegurar la dosis completa Colageno Hidrolizado de 10gr. Su consumo se puede acomodar a la rutina de cada uno; hay personas que prefieren consumirlo junto con el desayuno, a primera hora en la mañana, otras refieren junto a las principales comidas, mientras que otros antes de ir a la cama.

Es importante tener en consideración al elegir el horario de administración, que Hidrolágeno debido a su aporte proteico, puede producir sensación de saciedad.

Contraindicaciones y advertencias

“No consumir en estado de embarazo y lactancia. El consumo de este producto no es conveniente en personas con fenilcetonuria. Puede causar hipersensibilidad. Mantenga fuera del alcance de los niños. Este producto es un suplemento dietario no es un medicamento y no suple una
alimentación equilibrada”

Alimentos recomendados para prevenir la artrosis

El desgaste articular excesivo con el tiempo puede llegar a desencadenar artrosis. Esta patología se produce por un daño en el cartílago que da lugar al desgaste, destrucción y pérdida del mismo. Es importante apostar por un equilibrio nutricional, combinado con ejercicio y la reducción de los factores de riesgo como la sobrecarga articular (sobrepeso y obesidad) para prevenirla.

Dentro del equilibrio nutricional te recomendamos.

  •  Frutos secos y semillas: nueces, semillas de ajonjolí o sésamo, macadamias y almendras tienen gran cantidad de magnesio, en este orden. Las nueces, almendras, avellanas, maní y pistachos aportan fibra, grasas saludables, proteína vegetal y minerales como potasio, calcio, fósforo, hierro, zinc, entre otros.

Las frutas secas, como ciruelas e higos contienen altas cantidades de polifenoles, que mejoran la masa ósea y aumentan la formación de tejido óseo, tanto en condiciones normales como de inflamación.

  •  Legumbres: la soya duplica el contenido en magnesio de frijoles y garbanzos, y triplica el de las lentejas. “Las legumbres contienen proteínas vegetales y aminoácidos que se complementan muy bien con los de los cereales. Cuando las legumbres y los cereales se asocian el resultado nutritivo es mejor”. Las legumbres también contienen minerales (calcio, hierro y magnesio), vitaminas del grupo B y alrededor del 50 por ciento en hidratos de carbono.
  •  Verduras de hojas verdes: otros como las acelgas, las espinacas y el brócoli concentran buena cantidad de magnesio.
  •  Frutas desecadas: Las frutas deshidratadas tienen altas cantidades de polifenoles, que ayudan a restaurar la masa ósea y la estructura del hueso y aumentan los índices de formación de tejido óseo.
  •  Proteína animal: los pescados, las aves y las carnes magras son ricas en nutrientes que benefician las articulaciones.
  • Mantener un peso corporal correcto

La obesidad es uno de los principales desencadenantes de la artrosis, por lo que tendremos que tener nuestro peso y dieta controlados.

  • Ejercicio

Sufrir artrosis no implica dejar de hacer ejercicio. De hecho, es muy necesario para fortalecer la musculatura. Es bueno caminar, ir en bicicleta o practicar natación; actividades que tengan bajo impacto en articulaciones y evitar los que sí generen dolor y desgaste.

  • Reposo

Durante las fases con mayor dolor, el reposo relativo es altamente beneficioso. Incluso durante las actividades de la vida diaria es bueno disponer de momentos de reposo. Evita sobrecargar las articulaciones No hay que coger pesos excesivos, y hay que procurar no caminar por terrenos irregulares y no estar de pie excesivamente sin descansar.

  • Actitud positiva

Al afrontar ésta y cualquier otra enfermedad, mantener una actitud positiva será vital para nuestro día a día. Hidrolágeno, Colágeno Hidrolizado es un suplemento alimenticio ideal como coadyuvante en el tratamiento enviado por tu médico para la artrosis. Pregunta también por los beneficios de Piascledine a tu médico y espera por más información en la siguiente entrega.

6 beneficios de tomar Colágeno Hidrolizado para mantenerte siempre fuerte y joven

Descubre aquí los beneficios de consumir Colágeno Hidrolizado diariamente.

  1. Puede mejorar la salud de la piel

Juega un papel importante en el fortalecimiento de la piel, y además puede beneficiar la elasticidad y la hidratación. A medida de que envejecemos, nuestro cuerpo produce menos colágeno, dando lugar a la resequedad de la piel y a la formación de arrugas. Sin embargo, varios estudios han demostrado que los péptidos de colágeno o los suplementos que contienen colágeno hidrolizado pueden ayudar a retrasar el envejecimiento de la piel al reducir las arrugas y la resequedad. Además, tomar suplementos de colágeno puede promover la producción de otras proteínas que ayudan a dar estructura a la piel, entre ellas, la elastina y la fibrilina.

  1. Previene el desgaste de las articulaciones

El colágeno ayuda a mantener la integridad del cartílago, que es el tejido similar al hule que protege tus articulaciones. A medida que la cantidad de colágeno en tu cuerpo disminuye al envejecer, aumenta tu riesgo de desarrollar trastornos articulares degenerativos como la osteoartritis.

  1. Podría prevenir la pérdida ósea

Tus huesos están hechos principalmente de colágeno, que les da estructura y ayuda a que se mantengan fuertes. A medida que el colágeno en tu cuerpo se deteriora al envejecer, la masa ósea también se ve afectada. Esto puede conducir a enfermedades como la osteoporosis, que se caracteriza por una baja densidad ósea y se ha vinculado con un mayor riesgo de fracturas óseas. Los estudios han demostrado que tomar suplementos de colágeno puede tener ciertos efectos en el cuerpo que ayudan a inhibir la descomposición ósea que conduce a la osteoporosis.

  1. Podría aumentar la masa muscular

Entre el 1% y el 10% del tejido muscular se compone de colágeno. Esta proteína es necesaria para que tus músculos se mantengan fuertes y funcionen correctamente. Algunos estudios sugieren que los suplementos de colágeno ayudan a aumentar la masa muscular en personas con sarcopenia, una pérdida de masa muscular que ocurre al envejecer. En un estudio, 27 hombres débiles tomaron 15 gramos de colágeno mientras participaban en un programa de ejercicio diario durante 12 semanas. En comparación con los hombres que se ejercitaban, pero sin tomar colágeno, ganaron significativamente más masa muscular y fuerza.

  1. Otros beneficios para la salud

Cabello y uñas: tomar colágeno puede fortalecer tus uñas y hacer que dejen de quebrarse con facilidad. Además, puede estimular el crecimiento de tu cabello y mejorar la apariencia de la piel.