Deporte, alimentación y… ¿suplementos?

Efectos del consumo de colágeno en el deporte  

Como bien sabemos, hay una serie de elementos que nos conviene incluir en nuestras rutinas para tener calidad de vida, ellos podrían ser:

  • la dieta equilibrada
  • algo de ejercicio 
  • una buena hidratación
  • dosis diaria de sol matutino
  • un poco de meditación

Hoy vamos a enfocarnos en los dos primeros, que son los que suelen generar más dudas. En este artículo te vamos a contar sobre qué más puedes hacer para ayudarte a conseguir esa mejor versión de tu cuerpo para disfrutar de la vida. 

Una cuestión de equilibrio

Nuestro cuerpo está diseñado para la homeostasis, esto es, volver siempre a un equilibrio. Desde la intrincada red muscular que tira de nosotros cuando tenemos vicios posturales, por ejemplo, hasta el PH de nuestro sistema digestivo, que ha de tener la acidez o alcalinidad idóneas en diferentes partes del tracto. El cuerpo ya tiene un montón de mecanismos súper inteligentes que trabajan para mantenernos equilibrados, el éxito en ese objetivo de equilibrio sería lo que llamamos: buena salud. 

Pero nosotros, como seres conscientes y con poder de decisión, podemos elegir ayudarlo. “Hacérselo fácil” para que el cuerpo no haga un esfuerzo energético mayor para devolvernos a ese equilibrio, solo porque estamos demasiadas horas en el sofá viendo series acompañados de comida chatarra. Nadie dice que no te mereces un descanso, pero ojo con las facturas que se pagan a 20 o 30 años.

Dentro de la palabra “motivación” está la palabra “movimiento”

¿Ya te motivaste y decidiste moverte más?, ¿por dónde empezar? Pues por un plan de dieta sana porque el combustible de un cuerpo todoterreno es una alimentación de calidad. Prestando especial atención a proteínas de alto valor biológico (carnes magras, huevo, avena, pescados azules, frutos secos y ese tipo de cosas) y bajando a mínimos los carbohidratos refinados y azúcares. Recuerda acompañar todo con bastantes verduras de todos los colores, algo de fruta + 8 vasos grandes de agua, (si sudas porque es verano o sales a correr, pues más).

Con eso ya deberías tener suficiente para pasar al siguiente objetivo: el deporte. Pero si dudas de que tu alimentación, por mucho que te esfuerces en una dieta estricta, no llega a aportar toda la energía y nutrientes que buscas, puedes considerar suplementar. Y eso nos lleva al siguiente tema.

Una ayudita extra podría ser una excelente idea

Con el ritmo que llevamos en nuestra vida en las ciudades con el ruido, las prisas, el estrés, el smog y los cambios de la dieta moderna se ha disminuido la posibilidad de que obtengamos todos los nutrientes de alta calidad que nuestro cuerpo requiere. Es muy probable que no estemos llegando a los requerimientos mínimos recomendados en varios ítems de vitaminas, proteínas y minerales esenciales para estar de diez. Quizás sea buena idea plantearse suplementar.

Hoy en día hay en el mercado multitud de opciones de suplementos naturales que nos ayudan a suplir ciertas carencias nutricionales que podamos tener. En el caso de los deportistas están los famosos batidos para ganar músculo, por ejemplo, no hay que tener recelo, los hay biológicos y veganos, como la proteína aislada de guisante, la de arroz integral, soja o incluso hemp. Todas han demostrado ser tan efectivas como sus parientes provenientes de la leche o la proteína animal. 

Y qué hay de los suplementos de colágeno

Otros suplementos altamente recomendables son los hechos a base de colágeno. Los hay puros y los que vienen con vitaminas y minerales. Todo pensado para que tengas mucha más energía. 

Ten en cuenta que el colágeno constituye el 38% de la proteína del cuerpo humano y forma parte del tejido conjuntivo. Protege músculos, órganos vitales, huesos, cartílagos, ligamentos, tendones, piel, vasos sanguíneos, cuero cabelludo y un largo etcétera. Está por todas partes en el cuerpo, prácticamente estamos hechos de proteínas y colágeno.

Con lo cual, es un elemento fundamental que nos aporta resistencia, flexibilidad y fuerza.

Con el paso del tiempo, nuestra capacidad para producir colágeno de forma natural se reduce, se calcula que con treinta años se genera la mitad que en la adolescencia. Es una fantástica idea incorporarlo en forma de suplemento porque además esto tiene el beneficio extra de que estimula a nuestro organismo a producir más del suyo propio.

Colágeno si eres deportista, desde luego que sí

Para deportistas con una intensa carga física el consumo de colágeno tiene un montón de beneficios. Ayuda a proteger y regenerar los tejidos, cuyo componente esencial es el colágeno, como los de las articulaciones, huesos y piel. 

Tomar 10 gr de colágeno hidrolizado al día podría ayudar a prevenir lesiones y reducir el dolor articular. 

8 beneficios del consumo del colágeno en el deporte 

  1. Influye de manera determinante en la reducción de las molestias articulares
  2. Ayuda a nutrir las articulaciones
  3. Protege la masa ósea manteniendo la densidad de nuestros huesos
  4. Le da firmeza y consistencia a nuestro cuerpo
  5. Facilita una mejor cicatrización y reparación de los tejidos dañados
  6. Da resistencia y fortaleza a las articulaciones, tendones y ligamentos
  7. Es primordial a la hora de transmitir fuerza a los músculos. 
  8. Favorece la recuperación del cuerpo después del ejercicio

Un sobre al día de Hidrolágeno te aportará los 10 gr de colágeno hidrolizado que tu cuerpo necesita para nutrir tus articulaciones, tiene un rico sabor a naranja y no contiene azúcar ni gluten.

¿Necesitas más datos? Mira lo que arrojan los estudios más recientes 

Las personas suplementadas con 10 gramos de Colágeno hidrolizado mostraron:

Reducción del dolor

Se comprobó un efecto beneficioso sobre el dolor y la movilidad articular en personas de edad superior a 65 años 

En deportistas demostró mejora de la salud articular, disminuyendo el dolor y reduciendo el riesgo de deterioro articular.

La suplementación de calcitonina (depósito de calcio en los huesos) en adición al consumo de colágeno disminuye la destrucción ósea y previene la osteoporosis.

Conclusión

Así que nuestra recomendación para que logres una vida todoterreno es: mantente siempre en movimiento, fortalece tu vida. Sí a los suplementos naturales para complementar una dieta sana y tu plan de ejercicios. 

Y este fue nuestro aporte a este tema tan interesante. ¿A ti qué te parece? Si te gustó el artículo, comenta y comparte. 

3 razones para poner colágeno en tu vida

Qué es el colágeno hidrolizado y por qué incorporarlo a tus rutinas

El colágeno es una de las proteínas más abundantemente presentes en tu organismo, es el componente principal de los tejidos conectivos que conforman varias partes de tu cuerpo, como los tendones, los ligamentos, la piel y los músculos.

El colágeno juega un papel importante en muchas funciones, como proporcionar estructura a la piel y fortalecer los huesos. Pero hay muchísimas más.

Los suplementos de colágeno tienen más protagonismo últimamente -sobre todo desde que algunas celebridades lo han mencionado como su secreto de juventud-.

La mayoría están hidrolizados, lo que significa que el colágeno (que es una proteína muy grande de difícil absorción en su estado natural) ha pasado por un proceso de Hidrólisis que permite segmentarlo en péptidos, haciendo que estos sean más fáciles de absorber para nuestro cuerpo.

Entre los efectos de los suplementos de colágeno está la interesante capacidad de estimular a tu cuerpo a producir más de su propio colágeno.

Cómo impacta en tu cuerpo la disminución del colágeno

A partir de los 25 años nuestro organismo empieza a perder el 1% de colágeno al año. Cuando la producción de esta proteína empieza a mermar, puede impactar en tu calidad de vida.

Por ejemplo, en la reducción de la movilidad. Luego de un ajetreado día, las deficiencias de colágeno en tu cuerpo pueden producirte molestias en brazos y muñecas, porque el cartílago no puede evitar la fricción entre los huesos causando, pues, dolor. Además, puede traer falta de elasticidad, arrugas, flacidez, desgaste de músculos y cartílagos. 

En este artículo veremos 3 beneficios básicos del colágeno que seguro te van a convencer de tomarlo (si es que no lo haces ya).

Los 3 más importantes beneficios del colágeno

1- Fortalece tu piel

Como casi todo en tu cuerpo, tu piel está hecha en un gran porcentaje de colágeno. 

Esta proteína es básica en el fortalecimiento de la piel, propiciando la elasticidad y la hidratación. Como vimos, a medida que cumples años, tu cuerpo produce menos colágeno, dando lugar a una piel más reseca.

Sin embargo, varios estudios han demostrado que los suplementos que contienen colágeno pueden ayudar a retrasar el envejecimiento gracias a un aumento significativo en la elasticidad de la piel, reduciendo así las arrugas y la resequedad.

En definitiva, consumir colágeno puede ayudarte a lucir más radiante. 

2- Adiós al dolor de las articulaciones

El colágeno ayuda a mantener la integridad del cartílago, que es ese tejido como unas almohadillas que hay entre tus articulaciones.

A medida que la cantidad de colágeno en tu cuerpo baja, aumenta el riesgo de desarrollar trastornos articulares, dolor y hasta la desgraciadamente conocida osteoartritis.

Aquellos que lo toman saben que consiguen una reducción significativa en el dolor articular y que pueden desenvolverse mejor al hacer su deporte favorito.

Estudios indican que consumir suplementos en base a colágeno hidrolizado podrían ayudar a dar soporte y estructura a los cartílagos, estimulando a tus tejidos a producir su propio colágeno. Es una excelente noticia. 

Redondeando: el colágeno ayuda a que tengas menos inflamación, a que tus articulaciones tengan mejor soporte y a deshacerte del dolor.

3- Una interesante ayuda para tus huesos

Lo adivinaste: tus huesos también están hechos principalmente de colágeno, les da estructura y los mantiene fuertes.

Como decíamos, a medida que el colágeno se va deteriorando, tu parte ósea también se puede ver comprometida. Esto puede conducir a enfermedades como la osteoporosis, con el consecuente riesgo de fracturas.

En resumen: consumir suplementos de colágeno puede asistirte ante el riesgo de osteoporosis. Definitivamente es para valorarlo. 

Ok, digamos que te convencimos. Dónde obtener fuentes de colágeno

Pues de los alimentos, por ejemplo. Puedes encontrar esta fantástica proteína en comidas conocidas como la piel de pollo, cerdo, carne de vaca y pescado, todas ellas fantásticas fuentes de colágeno.

Los alimentos que contienen gelatina, como el caldo de huesos, también aportan colágeno. 

Eso sí, ten en cuenta que si bien los alimentos indicados arriba aportan colágeno, es mínimo lo que se logra absorber, no así con los suplementos de colágeno hidrolizado que aporta los 10 gr que indican los estudios para que haga su efecto en todo el cuerpo.

Como ves, varios alimentos contienen colágeno, como los alimentos de origen animal y el caldo de huesos. Sin embargo, no se absorbe tan bien como el colágeno hidrolizado. Quédate con este dato.

Si bien varios alimentos contienen colágeno los suplementos suelen ser seguros, bastante fáciles de usar y definitivamente vale la pena aprovechar sus bondades. Si todavía dudabas de incorporar el colágeno a tus rutinas de cuidado personal, esperamos que con este artículo te animes a probarlo.

Gracias por leer hasta aquí. Si te gustó comenta y comparte.